Buceo en el inframundo Maya

La Riviera Maya tiene mucho que ofrecer para los amantes del buceo. Aquí encontrarás un paraíso con muchas oportunidades para buceos inolvidables como los arrecifes de Cozumel, los tiburones toro de Playa del Carmen y el museo submarino de Isla Mujeres. Sin embargo hay una oportunidad aquí que es única en el mundo: los asombrosos cenotes.

Bajo el suelo de toda la península de Yucatán fluyen cientos de kilómetros de ríos subterráneos e incontables cuevas. En algunos lugares la piedra caliza del suelo de la zona colapsa, dejando al descubierto las cuevas y ríos del subsuelo; estas entradas son conocidas en la región como cenotes, o tz’onot en Maya.

Puerta al Inframundo Maya

La vida en la península siempre ha estado ligada a los cenotes. Los primeros pobladores usaban esta red de cuevas hace más de 10,000 años a manera de vivienda y refugio. Miles de años después la civilización Maya surgió en Yucatán y la mayoría de sus asentamientos fueron construidos al rededor de cenotes ya que estos les proveían de agua y tenían una importancia religiosa para los Mayas.

Para los Mayas, los cenotes eran considerados la puerta al inframundo, un portal al mas allá donde habitaban algunos de sus más importantes dioses. Esta civilización veneraba a los cenotes y en ellos depositaban ofrendas para los dioses e incluso sacrificios humanos; por lo que hoy en día es posible bucear algunos cenotes donde usted se encontrará cara a cara con la historia y podrá admirar reliquias sumergidas de esta fascinante civilización.